Páginas vistas en total

Mapa visitantes del mes

Translate

lunes, 25 de noviembre de 2013

AVES GAVIOTAS Y GAVIOTINES







AVES: GAVIOTAS Y GAVIOTINES


Ficha Técnica: Gaviota (Larus) Gaviotín (Sterna)
¿Dónde se encuentran? Las gaviotas se presentan en las costas de todos los mares del planeta. La gaviota habita en todo el territorio del país, desde nuestras Malvinas hasta San Salvador de Jujuy, es decir que abarca los seis mil kilómetros de extensión de Argentina.
Este ave, por lo general de costumbres marinas, en el campo es famosa por su labor de saneamiento de la agricultura y de la ganadería por la notable cantidad de insectos que devora. Al abrirse los surcos, su excelente vista, en los continuos vuelos rasantes, distingue en la tierra recién removida a toda larva o insecto, que al asomar lo hace desaparecer de inmediato. De igual modo, las costas marinas son recorridas con su vuelo lento, en busca de la materia que el mar arroja a las arenas.
El gaviotín más frecuente en nuestras costas patagónicas es el Gaviotín Sudamericano (Sterna hirundinacea) del que se conocen nueve colonias desde el norte hasta Punta Guanaco (Santa Cruz) donde se forma la colonia más grande la provincia. Respecto del Gaviotín de Pico Amarillo (Sterna eurygnatha) se identificaron seis colonias desde Buenos Aires hasta Punta Pájaros (Santa Cruz).
¿Qué tamaño tienen?: El ejemplar adulto de la gaviota puede sobrepasar el metro de longitud y pesa entre 800 a 1300 grs. Es factible que lleguen a vivir hasta cuarenta años. El tamaño aproximado del gaviotín adulto es de aproximadamente 40 cm.

¿Cómo son sus cuerpos?:  Generalmente son de color blanco y dorsos cenicientos. Son aves palmípedas pues sus patas tienen cuatro dedos, tres de los cuales están unidos por una membrana interdigital. Tienen picos largos con la punta curvada parecidos (aunque bastante más pequeños) a los de las aves carnívoras. Esa forma les permite no sólo atrapar y sujetar presas tales como peces a lo largo del pico, sino también despedazarlas. Sus alas son largas y su torsos fuertes. Son más ágiles en tierra que la mayoría de las aves marinas.

La Gaviota Cocinera (Larus dominicanus) es la especie más abundante, mientras que la Gaviota Cangrejera (Larus atlanticus) es similar en su aspecto físico aunque más escasa y de distribución más limitada, tiene una dieta más restringida (los crustáceos y mejillones que captura entre las mareas) y se la puede divisar en el norte del Golfo San Jorge. Otra habitante es la Gaviota Austral (Larus scoresbii) que es relativamente pequeña y se caracteriza por especializarse en comer carrroña.

Los gaviotines tienen ciertos parecidos con las gaviotas aunque tienen diferencias en sus formas y su ecología.
Anidan en colonias. Colocan 2 ó 3 huevos manchados. Su pico es recto, agudo y sin gancho. Tienen alas largas y angostas. La cola es muy larga y bifurcada. Presentan patas muy cortas. Se agrupan en bandadas de especies distintas, muy parecidas entre sí.




























¿Cómo viven?: Son omnívoras: consumen peces, carroña, semillas y granos. Cuando encuentran almejas, ostras, mejillones o algún otro molusco cerrado, la naturaleza le ha brindado la destreza necesaria para extraer de ellos su alimento: lo toma con el pico y se eleva a prudente altura, donde lo deja caer para que el golpe lo abra. Lo hace cuantas veces sea necesario hasta lograr su cometido. Son aves oportunistas porque saben aprovechar cualquier recurso trófico, desde basuras o carroñas a presas que les roban a otras aves.
Para construir sus nidos hacen una masa mezclada con hierbas secas y otros restos que las aguas depositan en la orilla. Están formados de una manera bastante desordenada salvo en el lecho que es tapizado con plumas suaves.
Ponen tres o cuatro huevos gris verdoso con manchas negras, y después de ser incubados por veintiún días, nacen los polluelos que solo los cubre una pelusa gris y unas manchitas negras en la cabeza; similares a las que presenta el huevo.
Durante los primeros días, sus padres llevan el alimento sin cesar, pues estos son muy glotones desde el momento que nacen. La alimentación primaria la suministran los padres regurgitando el alimento digerido en partes, en el buche.
En la semana siguiente la táctica es distinta: el alimento es dejado cerca del nido y los pequeños, atraídos por el olor, salen a buscarlo y así comienzan a alimentarse por sí solos.
Apenas pueden volar ya son independientes y abandonan a sus padres.

Las gaviotas y los gaviotines son excelentes voladores, constantes y de mucha resistencia, pero carecen de velocidad.
Conocen muy bien las corrientes de aire y aprovechan hábilmente las fuerza de los vientos.
Las gaviotas también son buenos nadadoras y pasan largas horas nadando o dejándose llevar por las corrientes marinas. Son bullangueras. Anidan en colonias.
Los gaviotines son zambullidores, no nadan y prefieren zonas expuestas para establecer sus nidos corriendo el riesgo de que huevos y pichones sean predados por las gaviotas. Cambian frecuentemente los lugares donde construyen sus nidos ante variaciones climáticas o para ser esconderse de los predadores.
Los peces son dominantes en su dieta. Desde la costa pueden observarse en sus vuelos de exploración y en veloces picadas para capturar presas en aguas superficiales, aunque algunos llegan a sumergirse unos pocos metros.