Páginas vistas en total

Mapa visitantes del mes

Translate

lunes, 25 de noviembre de 2013

MAMÍFEROS LOBOS MARINOS

MAMÍFEROS: LOBOS MARINOS












Ficha Técnica: Lobo marino de un pelo sudamericano (Otaria flavescens)
¿Dónde se encuentran? Existen 15 especies que se distribuyen principalmente en las costas del Hemisferio Sur. En Argentina viven 3 especies: el lobo marino de un pelo sudamericano y el lobo marino de dos pelos sudamericano que habitan en el continente y el lobo marino de dos pelos que vive en Antártida. En cercanías del puerto Caleta Paula se halla un apostadero de lobos marinos de un pelo son llamados leones marinos, ya que los machos adultos presentan una melena alrededor de su cuello que les da un aspecto similar al de los leones terrestres. También se los denomina osos marinos del sur.
¿Qué tamaño tienen?: El macho adulto tiene una longitud de casi tres metros y un peso máximo de 340 kilos. La hembra adulta mide poco más de dos metros y pesa hasta 144 kilogramos.
¿Cómo son sus cuerpos?: Los lobos marinos pertenecen al grupo de los pinnípedos. Esta palabra significa que han transformado sus extremidades (patas y brazos) en aletas.  Tienen orejas redondas y pequeñas, cabeza robusta y hocico chato o corto, la trompa con bigotes (vibrisas), aletas anteriores lisas, largas y sin uñas, aletas posteriores más reducidas con uñas. Su pelaje es marrón claro a oscuro. Caminan a saltitos sobre las cuatro aletas llevando las aletas posteriores hacia delante. Nadan con las aletas anteriores. Son mamíferos marinos: las hembras gestan a sus crías en el vientre, las paren vivas y las amamantan con leche. Además tienen sangre caliente y poseen pelo para protegerse del frío.

Al igual que los seres humanos tienen dos denticiones: una temporaria o “dientes de leche”, y otra definitiva. Pero cambian los dientes de leche por los definitivos en unas pocas semanas. Poseen dientes incisivos, caninos y poscaninos. No tienen muelas por eso tragan directamente el alimento.
Mientras que los machos adultos tienen una densa melena que cubre el cuello, el pecho y resto del cuerpo está cubierto por una capa de pelo muy corta; las hembras y los juveniles tienen todo el cuerpo cubierto por una capa de pelo muy corto.
¿Cómo viven?: Estos animales se caracterizan por tener una doble vida: pasan gran parte del año en tierra, donde conciben y paren a sus crías, y cambian su pelaje (mudan); y parte del año en el agua, donde se dispersan y se alimentan.
La dieta se integra principalmente de peces, como corvina, anchoíta, mero, merluza y abadejo, como así también de calamares. Una característica en la alimentación de los lobos marinos, es que pueden ingerir piedras para ayudar a triturar los peces.
Son gregarios y se concentran en grandes grupos formando colonias o apostaderos.
Durante la primavera, los machos son los primeros en llegar a tierra. Luego llegan las hembras. Al poco tiempo, las hembras tienen un único cachorro el cual nace después de casi un año en el vientre materno.
Cuando las madres tienen hambre, se introducen en el mar a buscar alimento y dejan a sus cachorros en la playa, junto con el resto de la colonia. Cuando regresan pueden reconocer y localizar a sus crías por el olor y el sonido de sus voces.
Los cachorros al alimentarse de leche materna, que es muy nutritiva, crecen rápidamente en las primeras semanas de vida y logran las fuerzas suficientes para seguir a sus madres en el viaje que emprenden por el mar. Las crías son amamantadas en tierra durante aproximadamente un año.
Las colonias reproductivas se organizan en harenes, cada uno formado por un macho dominante, llamado sultán, que posee un territorio propio y un número variable de hembras a su alrededor.
Los sultanes o machos dominantes pelean con otros machos (que no son sultanes) para mantener las hembras de su harén y que no se las roben. Muchas veces en medio de estas agresivas luchas llegan a aplastar a los cachorros recién nacidos.
Durante todo el período reproductivo, los machos no se alimentan y casi no duermen, pasando la mayor parte del tiempo cuidando y defiendiendo su territorio y sus hembras de otros machos. Los machos sin hembra suelen protagonizar ataques masivos a los grupos reproductores a fin de obtener hembras y eventualmente aparearse; estos episodios son muy violentos.
Un comportamiento normal es verlos nadando junto a ballenas francas del sur y asociados a delfines oscuros.
Se observa un comportamiento de interacción de los lobos marinos de un pelo con las pesquerías, tanto aprovechando el pescado que es descartado por los barcos pesqueros, como por la captura de los peces atrapados en las redes.
Son muy buenos buceadores: bajan a profundidades de 170 metros y pueden estar sin respirar más de 7 minutos.
Muchas veces los lobos marinos van a comer los peces de las redes de los pescadores y las rompen, quedan enredados y se lastiman.
Los lobos marinos de dos pelos fueron cazados por el hombre, durante muchos años, para utilizar su piel y su grasa. La mayor explotación fue realizada por la industria peletera.