Páginas vistas en total

Mapa visitantes del mes

Translate

lunes, 25 de noviembre de 2013

PECES RAYAS ESCOBINAS


RAYAS ESCOBINAS

Ficha Técnica: Raya (Psammobatis scobina)
¿Dónde se encuentran? Su presencia ha sido registrada desde el Sur de la Provincia de Buenos Aires hasta los 54° S, en profundidades de 50 a 200 m.
¿Qué tamaño tienen?: La talla máxima registrada es de 50 cm..
¿Cómo son sus cuerpos?: Es un pez de cuerpo muy plano. El tronco, la cabeza y las aletas pectorales están aglutinadas. El hocico es chato. No posee escamas. Su piel es áspera. Posee espinas fuertes distribuidas en algunas partes del cuerpo, especialmente en el lomo, que le sirven para defenderse. La boca, provista de dientecillos, se encuentra en el vientre, así como las fosas nasales y las branquias.
La cola es bien notoria, fina y alargada. Posee mucha fuerza en casos de ataque pues tiene en su cola órganos capaces de producir pequeñas descargas con las que se defiende de los enemigos.
Coloración: Pardo claro uniforme en la faz dorsal, la ventral es blanca.
Distinción de especies similares en el área: En el área hay otras tres especies del Género Psammobatis. Todas tienen en común el apéndice carnoso en el hocico, la forma general del cuerpo y la disposición de las espinas, pero se separaran calaramente por el patrón de la coloración: Psammobatis scobina es la única que presenta color uniforme en la faz dorsal.

¿Cómo viven?: Se alimentan de peces pequeños, cangrejos, moluscos. Se reproducen poniendo huevos que tienen forma rectangular, con un cuerno en cada esquina, protegidos por una dura cápsula.
¿Cómo se pescan?: Son capturadas por las flotas costeras y de altura, con redes de arrastre de fondo.
¿Cómo se utilizan?: Se utilizan para exportación las aletas (que carecen de espinas y solo tienen un cartílago) peladas o no, congeladas. En menor proporción para mercado interno.
En gastronomía las piezas pequeñas de las aletas se preparan sin pasar por un hervor, se cuecen directo a la manteca negra, que es un clásico de la raya. No obstante, las piezas grandes de las aletas se deben pasar por un hervor para precocinarlas y así se las hallará tiernas.